Veracruz, en “emergencia financiera”: MAYL

El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, aseveró que el gasto total del gobierno del Estado aumentó más de 30 mil mdp entre 2010 y 2016, situación que resulta histórica no sólo en la entidad sino a nivel nacional

Sostuvo que la administración de Javier Duarte de Ochoa contrató deuda a corto y largo plazo sin ninguna condición favorable para la entidad, comprometiendo más recursos de los que recibe Veracruz por concepto de participaciones federales.

Afirmó que durante los sexenios de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa el Estado tuvo más egresos que ingresos, lo que generó no sólo una crisis económica sino un “desastre social” que supera “todo lo imaginable”.

Durante una reunión que sostuvo con la titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), Clementina Guerrero García, y un grupo de asesores en materia financiera durante el fin de semana, encontraron un “enorme hueco financiero” que afecta a Veracruz.

Los actos desmedidos de corrupción, la falta de planeación y el total desorden administrativo llevaron a Veracruz a esta “crisis inédita”.

Tan sólo la nómina del gobierno creció de 4 mil a 7 mil 400 millones de pesos; la magisterial aumentó 45 por ciento, de 29 mil a 42 mil millones de pesos cuando el número de alumnos no creció ni el tres por ciento en estos seis años.

“Incrementaron la estructura del gobierno en forma desmedida, Veracruz cuenta con 121 entidades públicas estatales y 56 organismos públicos más que no reportan ningún beneficio, la mayoría se crearon sólo como instrumentos para desviar recursos y dar un espacio para que cobraran sus incondicionales”.

Pero eso no es todo, acusó desvío de recursos de programas estatales para pagar gasto corriente y financiamiento de campañas políticas, estas irregularidades están siendo investigadas por las secretarías a nivel federal, tal es el caso de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

Recordó que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) denunció desvío de recursos federales por más de 35 mil millones de pesos entre 2011 y 2014, no obstante, falta por revisar las cuentas públicas de 2015 y 2016.

“El Órgano de Fiscalización Superior del Congreso del Estado ha denunciado penalmente, hasta hoy, el desvío de casi 23 mil millones de pesos de fondos estatales. Entre las dos instituciones se ha detectado el mal uso de casi 60 mil millones de pesos”.

La deuda de corto plazo del Gobierno del Estado asciende a más de 56 mil millones de pesos, sin incluir la deuda con entidades bancarias y la bursátil. Esta cifra representa más de la mitad del presupuesto total de la entidad y una de las situaciones más graves es que se adquirió sin respaldo presupuestal.

Aunque es una deuda institucional, una parte de la misma, refirió, sigue en revisión ya que intencionalmente no se registró el total de pasivos y cada día incrementa toda vez que hay órdenes de pagos con carácter de urgente que ascienden a 32 mil millones, sin embargo, no hay facturas ni contratos que avalen por qué deben pagarse.

“Adicionalmente, se contrató deuda bancaria en condiciones muy desfavorables para el Estado, la deuda del gobierno casi se duplicó, pasó de 25 mil millones a 42 mil millones de pesos en los últimos seis años”.

“La deuda del Estado de Veracruz es más de siete veces la deuda del pueblo (…) la deuda bancaria y bursátil, sin incluir la de corto plazo. Además, se pactaron tazas excesivas de interés por esta deuda, lo que hace presumir actos de corrupción en las que podrían haberse vinculado algunas instituciones bancarias y financieras”.

Recalcó que los últimos préstamos aumentaron tazas sin que hubieran cambiado las condiciones económicas o financieras del país y sin la existencia de riesgo de no pago, ya que éstos están asegurados con participaciones federales.

Los corresponsables del saqueo, señaló, participaron por omisión o consentimiento y fueron algunos integrantes del grupo legislativo y judicial locales, así como los órganos de fiscalización, control y supervisión del Gobierno del Estado.

Por el momento, el gobierno que encabeza Yunes Linares necesita con carácter de urgente mas de 10 mil millones de pesos para hacer frente a los compromisos de fin de año, incluye el pago de nómina, prestaciones, aguinaldos, pagos a jubilados y de operaciones como: medicinas, alimentos, combustibles, agua, energía eléctrica, teléfono, internet, entre otros, sin embargo, únicamente cuentan con 3 mil millones de pesos.

Esto no es sólo un preludio de lo que hay en Veracruz; lo que significa es que la entidad ha llegado al punto de declararse en “emergencia financiera”, por lo que hizo un llamado a la Federación así como a los trabajadores y municipios, mismos que deberán sufrir los recortes presupuestales y ajustarse el cinturón ante las nuevas medidas económicas.1

Related News

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Copyrıght 2013 FUEL THEMES. All RIGHTS RESERVED.