El bachillerato obligatorio

Evaristo Morales Huertas | | febrero 17, 2012 at 10:47 PM

Veracruz en la Mira

Por: Evaristo Morales Huertas.

Para Veracruz, las estadísticas sobre ciudadanos que no han cursado el bachillerato, son bastante elocuentes; cuatro millones de veracruzanos no cuentan con estudios de este nivel, por lo tanto el rezago es simplemente brutal.

Por eso, la creación de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz (UPAV) en el actual gobierno de Javier Duarte de Ochoa, significó un paso adelante para hacer realidad en la entidad, el bachillerato obligatorio que acaba de decretarse.

Este Subsistema educativo veracruzano, no sólo imparte licenciaturas, también está facultado para impartir Educación Media Superior (Bachillerato) y, a un año y medio de su fundación cuenta con 33,000 mil alumnos, en 187 municipios donde se tiene cobertura.

Si un estado pretendiera cubrir la cobertura total de la demanda del Bachillerato, construyendo edificios y creando nuevas plazas de maestros, no habría dinero suficiente para ello, y esta no se alcanzaría ni en 50 años.

Se debe buscar la solución al problema, a través de nuevas modalidades educativas permitidas por la Constitución general de la República y por las Leyes de Educación de los Estados.

De esta manera, tal como lo prevé la Ley 276 que creó la UPAV, si el estado no cuenta con recursos para construir nuevos edificios se debe hacer uso de los ya existentes, en horarios y días que no son utilizados por los alumnos de las escuelas ahí establecidas; de esta manera, mediante una educación diferente a la tradicional, se podrá combatir en serio este rezago.

Y cuando decimos una educación diferente, se hace referencia al uso de métodos distintos a los tradicionales, maestro – alumno, para dar paso al auto aprendizaje autónomo, donde los maestros se conviertan en asesores solidarios que semanalmente acudan con los alumnos a despejar dudas y a orientar sobre la necesidad de que el aprendiente por si sólo estudie el tema correspondiente a cada materia, durante los días que no tiene sesiones.

Para el caso de Veracruz, partamos de que somos un estado con una población altamente vulnerable económicamente, por lo tanto la educación privada que es cara, sería inalcanzable para estas clases vulnerables.

Por otra parte, no se tienen recursos para construir edificios para bachillerato en todo el estado y menos para crear plazas magisteriales, que terminan convirtiéndose en botín de un sindicalismo voraz que convierte a la educación en su rehén.

Ante ello, la solución es que el estado recurra a la solidaridad social de maestros, al uso de edificios escolares ya existentes y a la gratificación mediante productividad de quienes acepten colaborar con este subsistema educativo.

En lo anterior está fundada la oferta educativa de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz, que hasta estos momentos constituye la única más novedosa y capaz de resolver el problema que representa dar bachillerato a cuatro millones de veracruzanos en los próximos diez años. Pero si se puede..-HASTA DENTRO DE OCHO DIAS, SI EL QUE MANDA NO DISPONE OTRA COSA.

Correo Electrónico: [email protected]
Febrero 18 del 2012.

Escriba sus comentarios