Clicky

¿Cuándo caerán los tiburones?

Jorge E. Lara de la Fraga | Tiempo de Veracruz | febrero 17, 2011 at 3:06 PM

ESPACIO CIUDADANO

¿Cuándo caerán los tiburones?

Por: Jorge E. Lara de la Fraga.

“Se actúa con apego a la legalidad y al estado de Derecho…” J.D. de Ochoa.

Leía hace unos días en comentarios periodísticos qué “en orden alfabético ex servidores públicos de 123 ayuntamientos, que resultaron con observaciones de presunto daño patrimonial cuantificado en más de 900 millones de pesos en la cuenta pública 2009, acudieron al Órgano de Fiscalización Superior del Estado (ORFIS) a recibir su pliego de observaciones…” así también tomé nota de que el C. Gobernador de la Entidad, Lic. y Dr. Javier Duarte de Ochoa, declaró con respecto a la acción fiscalizadora que en dicho asunto no hay “cacería de brujas” ni contubernio de ningún tipo con la administración estatal anterior. Ello me obliga a externar algunos puntos de vista e inquietudes de compañeros sobre el particular, porque se nos hace bastante extraño que a ciertos ex funcionarios estatales se les aplique todo el rigor de la ley y a otros “servidores públicos” de importancia cardinal se les margine de cualquier investigación, aún cuando haya elementos evidentes de irregularidad.

En verdad quiero creerles a las recientes autoridades locales; les aplaudo que manifiesten su apego a la legalidad y es más, me emocioné cuando el Primer Mandatario precisó que “no hay ningún rinconcito para que la impunidad se pueda esconder en Veracruz…” Sobre tal entendido, considero que es el momento para que nuestros gobernantes nos digan de qué tamaño es la deuda que padece nuestro Estado y hasta dónde se pretende arribar para sancionar a los verdaderos “peces gordos” que propiciaron la debacle. Si todo ello se queda en simples declaraciones y constatamos sólo la detención de pequeños hampones, quedará siempre la duda sobre la voluntad política de quien ha proferido su compromiso con la comunidad jarocha, por cuanto a laborar con honestidad y de manera transparente.

No se puede tapar el sol con un dedo. Las finanzas veracruzanas están por “la calle de la amargura”, producto de la mala administración, de los gastos superfluos, de las ocurrencias, de los saqueos y de la corrupción. Para colmo de males, persisten las deudas, hay obras inconclusas, trabajadores y estudiantes que esperan pagos y becas, así como se adicionan deterioros múltiples como efecto de los pasados huracanes. Alguien bien enterado me decía que el gobierno local tiene los recursos humanos y de infraestructura técnica para mensurar debidamente el funcionamiento de las diversas áreas públicas; que con toda esa maquinaria disponible bien podría asomarse a ciertas dependencias de la administración estatal, tanto para detectar niveles de eficiencia como probables anomalías de dichos organismos. Al respecto, me atrevería a sugerirles que enfocaran su atención hacia áreas como la Secretaría de Finanzas, la SEDESMA, el IPE, así como a dependencias que tuvieron bajo su responsabilidad obras colectivas, la construcción de puentes y caminos, de espacios educativos y la atención a damnificados.

El pueblo no es tonto, no se traga fácilmente el cuento de que la Agencia Veracruzana de Investigación procederá de manera plena, “caiga quien caiga”; tiene memoria ese conglomerado y almacena su enojo contenido cuando en el pasado se archivaron expedientes para no afectar a un ex – gobernador y a su equipo de colaboradores inmediatos, mismos que se fueron “locos de contento”, con su valioso cargamento de riquezas mal habidas  y hasta pusieron en vigencia una línea de viajes aéreos. De veras, muchos ciudadanos creemos que ya estamos viviendo nuevas épocas; que ya está en el olvido la expresión lamentable de “tapaos los unos a los otros”; que en esta ocasión se dejará a un lado la justicia selectiva y serán castigados todos los rufianes. El pueblo veracruzano lo merece y lo exige.

Escriba sus comentarios