Clicky

El caso Cassez

Arturo Reyes González | Tiempo de Veracruz | febrero 18, 2011 at 9:01 AM


Por: Arturo Reyes González

Cando leo sobre el caso de Florence Marie Louise Cassez o simplemente Florence Cassez, realmente trato de entender el por qué la ciudadana de origen francés y condenada a 60 años de prisión por secuestro quiere regresar a su hermoso país a purgar su condena, al cual decidió abandonar por un tiempo para probar suerte en la portentosa industria sin chimeneas que representa el secuestro en México.

Sin conocer Francia y mucho menos su sistema de justicia y sus cárceles, que no dudo sean muy diferentes a las nuestras -comentario que hago basado únicamente en las diferencias culturales, la aún joven y bella reclusa debería de informarse de todos los beneficios que puede obtener de su nueva modalidad de estancia en nuestro país.

¿Será que acaso no ha leído o escuchado a todo lo que puede tener acceso estando en estos centros penales?

En un sentido estricto y cumpliendo con el fin para el que fueron creados, los centros de rehabilitación federales de manera constante y a lo largo y ancho de todo el país llevan a cabo cursos y festivales, se les da capacitación, se les enseñan oficios e incluso se firman convenios para que puedan cursar diferentes niveles de estudios oficiales.

Hay casos muy sólidos en los que ciudadanos han concretado licenciaturas y hasta posgrados o han leído una buena cantidad de libros que han elevado considerablemente su nivel cultural.

El famoso Felipe Ferra Gómez, estrella de la web y el youtube y mundialmente conocido como el “Ferras”, fue rey del carnaval de los internos de la cárcel donde cumple su sentencia en Veracruz.

Pero además, ha trascendido que en este país se venden las preliberaciones, que se porte bien un rato y que trate de acceder a una, o ya de perdido que se apunte a la fundación Telmex que ayuda a pagarlas. Insisto, hay opciones.

Pero si esos beneficios no le bastan, que se informe de los siguientes casos:

Por ejemplo, en la zona norte reclusos del Centro de Readaptación Social de Gómez Palacios, Durango, tenían autorización para salir por las noches para realizar distintos “encarguitos” y ya de paso se daban su rol por la ciudad y no dude por algunos otros puntos del estado.

Pero más allá, a lo largo de la historia moderna de México se han registrado un buen número de relatos y reportajes que evidencian el estilo de vida, la manera tan cómoda, tan llena de lujos y privilegios que a reclusos de primer nivel les ha permitido llevar una vida tan “normal” aún estando dentro.

Así es que drogas, buenas viandas, vinos caros, joyas, celulares, electrodomésticos, etcétera, etcétera, entre muchos otros gustos pueden ser satisfechos sin problemas.

Otro claro ejemplo lo es Sandra Ávila Beltrán mejor conocida como la “Reina del Pacífico”, quien dio una muestra más de que en este país todo se puede mientras haya una buena cantidad de por medio y de preferencia en efectivo, al tener acceso a un completo tratamiento de bótox – spa en el penal de Santa Martha. No hay limites.

Dos últimas observaciones: Uno, quizá no debió de acercarse a sus abogados y sí a la Reina del Pacífico o afiliarse a un buen cartel y hoy estaría en condiciones totalmente distintas.

Y dos, ya que va a estar un buen rato dentro que trate de hacer un documental al estilo de “Presunto Culpable” pero con su propio guión en coproducción México Francia.

[email protected]

Escriba sus comentarios