Clicky

El reto del aprendizaje

Amando Octavio Domínguez Ruíz | Tiempo de Veracruz | febrero 21, 2011 at 3:46 PM

Por: Amando Octavio Domínguez Ruíz

Para cualquier Institución inserta en los niveles Medio Superior y Superior de Educación, la realización óptima del proceso enseñanza – aprendizaje, constituye uno de sus mayores retos, ya que la educación se  mueve en escenarios cada vez  más complejos y globalizados, situación que obliga a buscar condiciones que posibiliten a los aprendientes lograr aprendizajes relevantes y significativos, este fenómeno  exige buscar opciones innovadoras que coadyuven a la apropiación del conocimiento que les permita arribar de la mejor forma  al ejercicio pleno del autodidactismo.

Las tendencias pedagógicas hacia el aprendizaje autónomo, obligan a incorporar objetivos estrategias y recursos encaminados a lograr que el estudiante aprenda a aprender y como consecuencia aprenda a pensar y razonar.

Sin embargo, el propósito para lograr el ansiado auto-aprendizaje se enfrenta con una realidad que no podemos soslayar. A los estudiantes se les dificulta acceder a los contenidos programáticos debido a limitaciones de percepción y atención que forman parte de los  procesos cognitivos básicos. También se agregan a estas limitantes, procesos relacionados y más complejos, como son la “expresión oral y escrita, el razonamiento lógico, la conceptualización y abstracción” elementos que deber ser considerados por quienes se ocupan del diseño de propuestas educativas diversas, para las que deben considerar también las reales condiciones y posibilidades del estudiante.

Al respecto nos llama poderosamente la atención, la noticia dada a conocer en fecha reciente sobre el nivel de lectura en México, la que comparada con 66 países de la OCDE, ocupa el lugar 48  de 66, en lo relativo a los procesos de  comprensión y análisis.                                                                                                                                                                                                                                           Buscando  mayores datos sobre   el mismo tema, también la prueba PISA 2009, aplicada en nuestro país, destaca las carencias de nuestros estudiantes de secundaria y bachillerato al afirmar que  poseen competencia mínima  e insuficiente para la realización de actividades cognitivas complejas. Los datos anteriores fueron dados a conocer  por el Instituto Nacional de Evaluación Educativa,  lo que nos hace reflexionar sobre la importancia que tiene  la lectura de comprensión, sobre todo en función de que, según los mismos resultados, los jóvenes mexicanos que tienen los mejores niveles de desempeño, están ubicados  también en nivel socioeconómico más alto.

Esta información impresionante obliga a las autoridades educativas  y a todos aquellos que nos dedicamos a la hermosa profesión docente, a plantearnos la urgente necesidad de encontrar caminos viables que ayuden a resolver el problema descrito en líneas anteriores, sobre todo si consideramos que miles de estudiantes no tienen oportunidad  para acceder a los beneficios que representa el dominio de un sistema personal de aprendizaje y estudio, fundado en lectura comprensiva que les permita enfrentar  de mejor forma las actividades cognitivas complejas.

En este contexto, debemos mencionar que algunos educadores le dan más importancia a los  procedimientos de auto aprendizaje que a los contenidos programáticos, en virtud de que la apropiación de herramientas cognitivas permite adquirir de modo personal y autónomo los conocimientos que la vida y la escuela ofrece. Asumimos plenamente las bondades que representa encauzar al alumno en la búsqueda de su estilo personal de aprender y de esta forma lograr la necesaria autonomía para allegarse conocimientos por sí mismo.

La mayoría de estudiantes que día a día se incorporan al sistema educativo en instituciones que les ofrecen nuevas oportunidades , como es el caso del Instituto Veracruzano de Educación Superior (IVE), son personas adultas en condiciones económicas y culturales desfavorables y frecuentemente no tienen dominio sobre las competencias básicas referidas a expresión oral y escrita, lectura comprensiva o razonamiento lógico, factores que representan serios limitantes para el aprendizaje ocasionando baja motivación, sin embargo, para dar respuesta cabal a esta problemática hemos ofrecido cursos de inducción encaminados al  conocimiento y ejercicio de hábitos de estudio que permitan a nuestros aprendientes identificar su estilo personal de aprendizaje.

Escriba sus comentarios