Diz Herlindo, la clase de moral - Por: Raymundo León

COLABORADOR INVITADO | | mayo 13, 2013 at 9:09 PM

Desde la esquina

Diz Herlindo, la clase de moral

POR RAYMUNDO LEÓN

A principios del año, cuando se veían venir los efectos de la Reforma Educativa, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, llamó a todos los profesores del país a defender sus derechos laborales. En Veracruz, lo hizo la Sección 56 y desde todas las tribunas exhortó una y otra vez a los sindicatos magisteriales estatales a sumarse a la cruzada.
Con Manuel Arellano al frente, la Sección 56 convocó a profesores y padres de familia a unirse contra las acciones de la Reforma Educativa, se promovió la evaluación de todo el andamiaje educativo y se exhortó a toda la sociedad a participar el 19 de enero a una marcha en fin de semana para no perjudicar las actividades escolares y en la que participaron más de 8 mil profesores afiliados a la Sección 56 del SNTE.
Además, desde el SNTE se dijo una y otra vez que el Instituto de Pensiones del Estado se encuentra en grave situación económica y que no habrá reforma a su ley en tanto el gobierno estatal no liquide el adeudo que mantiene con el instituto pensionario.
En estas actividades, hay que recordarlo, el SNTE ha estado solo. Ninguno de los sindicatos magisteriales estatales apoyó en su momento la postura del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. Todos permanecieron en la sombra porque para muchos aún no eran los tiempos electorales convenientes para moverse, porque para muchos no se daban los tiempos de mover los intereses a conveniencia.
Llegó la aprehensión de Elba Esther Gordillo, lideresa vitalicia del SNTE, y la situación cambió. Cualquiera que haya sido el motivo de la detención afectó la forma de operar del SNTE, pero no los ideales de lucha de miles de profesores afiliados a ese sindicato.
Meses después, Ricardo Diz Herlindo, secretario general del Sindicato Unificador de los Trabajadores al Servicio del Estado y del Magisterio (SUTSEM), cual arcángel Gabriel, endereza su espada flamígera para acusar a su similar de la Sección 56 del SNTE, Manuel Arellano Méndez, de vender la causa del magisterio gobierno estatal y de traicionar de esa forma a los trabajadores de la educación. Desde la explanada de la Secretaría de Educación de Veracruz, desde donde la mañana de este lunes se reclamó la falta de pagos del gobierno al IPE, al Seguro del Magisterio, y el atraso de préstamos, entre otras muchas cosas, Ricardo Diz Herlindo aseguró, con ligereza de lengua, que el SNTE ha dejado solos a los sindicatos magisteriales estatales. Pero olvidó decir que si el IPE está quebrado, por ejemplo, es porque él mismo ha participado de ello al ocultar por años el estado financiero de la institución. Olvidó decir que él como integrante del Consejo de Administración del IPE, autorizó préstamos del IPE, de dinero de los trabajadores, al gobierno, dinero que no ha sido devuelto a las arcas del instituto pensionario y que suman ya 3 mil 850 millones de pesos.
Ricardo Diz Herlindo olvidó decir que él mismo ha traicionado durante 30 años las bases magisteriales de su sindicato al sostenerse más de tres décadas como secretario general y que en muchas de esas ocasiones ha sido porque ha aceptado la ayuda del gobierno estatal, porque ha vendido la causa del magisterio.
A ningún sindicato magisterial le hacen falta defensores. Pero a Ricardo Diz hay que recordarle cuál ha sido su papel durante los años durante los cuales ha fungido como secretario general del SUTSEM y lo que ha hecho “a favor” de sus agremiados.
Ricardo Diz Herlindo es el menos indicado para dar clases de moral porque no sabe qué es ese valor. Antes de querer erigirse en el arcángel Gabriel debe rendir cuentas de su actuar a sus agremiados, debe decir el porqué de la existencia de una notaría que se liga con él en Tierra Blanca y afirman que en otros lugares del estado, y debe explicar cómo e habría podido sostener como secretario general durante más de 30 años sin la ayuda del gobierno estatal, sin vender la causa magisterial, entre muchas cosas más.
Una vez hecho eso, Ricardo Diz Herlindo podría estar, tal vez, en posición de tirar la primera piedra.
e-mail: [email protected]
facebook.com/Raymundo León
[email protected]


Escriba sus comentarios

    Búsqueda de artículos/notas/columnas

Flickr Photos

    El mago y el peatón
FireStats icon Con la potencia de FireStats